Invalidez Absoluta: Cómo estafar 1,3 Millones

Pretendía cobrar más de 1,3 millones por invalidez absoluta y permanente.

Un autónomo de 40 años y de nacionalidad española, vecino de Avinyonet de Puigventós (Girona) fue detenido por lo Mossos de Escuadra, por presuntamente, falsear su historial clínico a fin de cobrar indemnizaciones por Invalidez Absoluta y permanente por valor de 1.325.000€.
Las pólizas fueron contratadas en cuatro aseguradoras distintas en la localidad de Sabadell.

Denuncia de la aseguradora, previa investigación privada

Una de las compañías denunció el hecho, y la policía inició una investigación, que se saldó con la detención del hombre que fue puesto a disposición judicial, quedando en libertad con cargos.
La compañía aportó al cuerpo de seguridad, informes y pruebas que recopiló con la asistencia de una empresa de investigación privada contratada para el caso.

Sabedor de sus problemas de salud

Los agentes corroboraron que desde 2004 sufría problemas médicos que le supondrían una invalidez absoluta y permanente certificada por la seguridad social y que siempre estuvo al tanto de ello.
Además que entre 2013 y 2015, contrató cinco pólizas con cuatro compañías de seguros diferentes. En las que se cubrían la “incapacidad permanente con grado absoluto” con compensaciones que oscilaban entre 225.000€ y 500.000€.

Falseando documentos y esperando la certificación

Para que las distintas aseguradoras lo aceptaran como cliente, el hombre debía entregar cierta información y documentos sobre su historial clínico, que manipuló para hacerlos cuadrar con los requisitos de cada compañía y póliza.
Constataron que omitió algunos datos y aportó otros de forma errónea en los informes de salud de las aseguradoras.
De todas formas y pese a los controles de las compañías logro engañarlas a todas.

Médicos y facultativos firmantes de los documentos aportados por el detenido, manifestaron que los documentos habían sido alterados y que  no se correspondían con los verdaderos informes por ellos firmados.

Una reclamación truncada

El detenido, en el año 2016 obtuvo el certificado de Invalidez Permanente absoluta por parte de la Seguridad social, y reclamó las indemnizaciones a las compañías.
El engaño le habría salido bien a no ser por una de las compañías, que decidió contratar a una agencia de investigadores privados que recopiló los datos como para realizar la denuncia formal a las autoridades.
El hombre se encuentra a disposición judicial con cargos.

(Fuente EuropaPress)

Deja un comentario

Partners y colaboradores