Reforma de las pensiones: consecuencias y soluciones

Tema peliagudo, y en boca de todos, que provoca grandes preocupaciones, principalmente por el desconocimiento sobre la Reforma de las Pensiones y sobre los medios de previsión de los que disponemos para asegurar nuestro nivel de vida y poder adquisitivo tras nuestra jubilación.
La aplicación de la Reforma de las Pensiones supondrá una disminución de las pensiones de jubilación futuras, por lo que consideramos que es momento de valorar una protección propia en este sentido.
 
Según los principales estudios realizados, en la actualidad hay tres personas en edad de trabajar por cada persona mayor de 65 años, en 2050 solo habrá una.
A continuación detallamos las principales consecuencias de la reforma, con el fin de conocer mejor que hechos nos acontecerán, y como podemos prepararnos para ellos:

La reforma de las pensiones es un tema peliagudo que está en boca de todos y que provoca grandes preocupaciones, principalmente por el desconocimiento de la propia reforma, y de los medios de previsión de los que disponemos para asegurar nuestro nivel de vida y poder adquisitivo tras nuestra jubilación.

La aplicación de la reforma de las pensiones supondrá una disminución de las pensiones de jubilación futuras, por lo que consideramos que es momento de valorar una protección propia en este sentido.

Según los principales estudios realizados, en la actualidad hay tres personas en edad de trabajar por cada persona mayor de 65 años, en 2050 solo habrá una.

A continuación detallamos las principales consecuencias de la reforma de las pensiones, con el fin de conocer mejor que hechos nos acontecerán, y como podemos prepararnos para ellos:

  • Aumento de la edad legal de jubilación de los 65  a los 67 años. Lo que implicará una disminución entre el 12% y el 15% de media en las pensiones percibidas.
  • El importe de la pensión de jubilación corresponde a la base reguladora, calculada como media de las últimas bases de cotización, actualmente las correspondientes a los últimos 15 años, y que con la reforma aumentará hasta los últimos 25 años. Lo que implicará rebajar un 6% de media en las prestaciones. Y muy probablemente, en el futuro, acabará calculándose en base a nuestra vida laboral completa.
  • La vida laboral completa pasará de 35 años de duración a 38 años y 6 meses, de  tal forma que para recibir el 100% de la pensión a los 65 años, tendremos que haber completado los 38 años y 6 meses de vida laboral.
  • En el caso de que la jubilación se realice a los 67 años, se considerará vida laboral completa aquella que dure al menos 37 años.
  • Todos los cambios que implica la reforma de las pensiones se realizarán durante un período de tiempo con fecha de inicio en 2013 y finalización en 2027.

Como consecuencia de estos cambios, a raíz de la reforma de las pensiones, debemos plantearnos seriamente cómo afrontaremos nuestra jubilación en el futuro, complementando la prestación de la Seguridad Social con la contratación de medios de previsión como pueden ser Planes de Pensiones, Planes de Previsión Asegurados (PPA), y Planes de Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS).

Nuestra clara recomendación es realizar una combinación de los distintos instrumentos de ahorro, como son los PPA y los PIAS, ya que con los primeros obtenemos desgravación fiscal instantánea sobre las aportaciones,  y en el caso de los PIAS, la obtenemos a la hora de recibir la prestación. De tal forma que nos permite adaptar el ahorro a nuestras circunstancias concretas y conseguir el máximo provecho con ello.

Para lograr la protección mas efectiva, desde tusegundafamilia ofrecemos nuestro asesoramiento, como profesionales especializados en el  sector de productos de ahorro.

Deja un comentario

Partners y colaboradores